Aquí Xicohténcatl… Voto a presidentes de comunidad abre la caja de Pandora

Viernes, Agosto 17, 2018 - 11:53

Una decisión tomada al vapor por los integrantes de la saliente LXII Legislatura local deja evidencia de que sin duda esta será la peor legislatura que ha tenido Tlaxcala, por sus escándalos y emitir leyes sin tomar en cuenta a los tlaxcaltecas.

Este jueves se dio la noticia de que el presidente de la Comisión Permanente de la LXII Legislatura del Congreso del estado, convocó a los diputados a una sesión extraordinaria en la que se aprobó la iniciativa con carácter de dictamen con Proyecto de Decreto por el que se modifica el artículo primero transitorio del dictamen aprobado el pasado 14 de agosto sobre devolver el voto a los presidentes de comunidad en los cabildos.

Luego de someterse a votación, con 19 votos a favor y uno en contra, se concederá el voto a los presidentes de comunidad a partir del 1 de septiembre del 2021, y no como se había dictaminado, es decir al día siguiente de la publicación de dicho dictamen en el Periódico Oficial del Gobierno estatal.

Alegaron que el presidente de comunidad es el funcionario más cercano a la gente y que sabe de sus necesidades, eso no está a discusión, pero si se hubiera realizado una consulta ciudadana, saldría a flote la otra cara de la moneda.

Dos cuestiones básicas destacaron ese octubre del 2015, cuando les quitaron el voto por haberse convertido en mafias que a cambio de prebendas personales y de grupo doblaban con su mayoriteo a los alcaldes.

La otra que prevalece a la fecha es que por ejemplo en la elección por el método de usos y costumbres, op toda la gente del municipio votaba por ellos, por lo que no tendrían derecho para incidir en cuestiones de otras comunidades del mismo municipio.

En ese entonces el acuerdo tirado decía que con las reformas aprobadas a la Ley Municipal del Estado de Tlaxcala, el Congreso local aprobó dejar sin voto a alrededor de 400 presidentes de comunidad quienes asistirán a las sesiones de cabildo sólo con voz a partir del 1 de enero de 2017.

En sesión extraordinaria la mayoría del Pleno de la Legislatura local aprobó el dictamen presentado por la Comisión de Puntos Constitucionales, Gobernación y Justicia y Asuntos Políticos.

Los integrantes de la LXI Legislatura, argumentaron que de seguir como están funcionando las autoridades de comunidad el estado de Tlaxcala estaría transgrediendo lo establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 40 debido a que “los presidentes de comunidad carecen de legitimidad para representar en el cabildo mediante el voto, a los habitantes de todo el municipio, ya que solamente fueron elegidos por una comunidad y no por el total de la población municipal”.

De esa manera, los legisladores avalaron la redacción del artículo 120 del reglamento municipal en el que determina de manera tajante que “acudir a las sesiones de cabildo sólo con voz”.

Además, reforzaba al artículo 123 que “los delegados municipales tendrán en sus respectivas circunscripciones, las facultades y obligaciones que a los presidentes de comunidad les señalan las fracciones II, XVIII y XXIII del artículo 120 de esta ley y las demás que les encomiende el Ayuntamiento”.

Haya sido como haya sido ya el golpe lo dejan dado, al igual que su frustrada reelección que esta sostenida con alfileres, si se toma en cuenta los altos niveles de corrupción que han llevado a Tlaxcala a ocupar el segundo lugar a nivel nacional como una de las administraciones más corruptas de México.

HABLAR BIEN DE TLAXCALA

Como hablar bien de Tlaxcala, si entre la clase política se tapan las corruptelas y las tranzas en todos los niveles de gobierno, por eso tenemos un Instituto de Acceso a la Información que se ha convertido en cuna de lobos que hacen de todo, menos transparentar el manejo de los recursos que llagan de la federación.

Lo mismo en el Congreso que nunca ha metido a nadie a la cárcel por malversar los fondos, ni se diga en las contralorías que son un cero a la izquierda, la impunidad es de tal magnitud que ya traspasa fronteras.

Millones de pesos se fugan cada año en Tlaxcala sin que nadie lo pueda hacer algo para dejar de solapar la corrupción, nunca hay cuentas claras con cifras por ejemplo en los informes de los gobiernos municipales y estatal.

Se habla de cientos o tal vez miles de acciones, al más puro estilo de Beatriz Paredes que decía que había muchas obras pero que estaban enterradas y que por eso nadie las podía ver, Ni que los tlaxcaltecas fueran tuzas o topos para ver si las obras son reales.

Es claro que también Tlaxcala es la cuna de la corrupción, si se toma en cuenta que si los gobernantes quieren que se hable bien de Tlaxcala, que hagan su trabajo y que cumplan lo que prometen. Incluida esa hora del estadio que nos va a costar 200 millones de pesos y que no hace falta.

La verdad es que no hay mal que dure cien años, ni pueblo que aguante tanta corrupción de la clase política de Tlaxcala, no se puede hablar bien cuando vemos estos actos ofensivos y lesivos para los tlaxcaltecas.

Hay una luz al final del túnel, el pueblo de Tlaxcala ya habló en las urnas, sacó a fuerza de voto a los de siempre, aunque llegan otros tal vez peores,  a nivel estatal ya falta poco para ver si de verdad les van a amarrar las manos a los gobernadores.

Viene una nueva forma de gobierno y sin duda si se aplica la ley, no habrá cárcel que contenga a tanto funcionario corrupto que se ha enriquecido a costa de los cargos de elección popular.

A ver si ahora si obligan a la rendición de cuentas y erradiquen de una vez por todas a tanta gente que está pegada a la ubre, ahí están los mismos diputados que se van, los que vengan y quienes sangran los presupuestos como los delegados federales.

Se habla de sacudir el árbol para tirar a las manzanas podridas, pero no hay cambios, ahí esta el tema de la educación donde el titular no puede con el tema de los uniformes, ni se diga en el tema de la cultura, en el campo, en la salud, en la seguridad donde despacha… PURA GENTE SIN RESULTADOS.