*

Viernes, 20 de Abril de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete


seguridad





Si el presidente galán del Tribunal Superior de Justicia en el Estado Héctor Maldonado Bonilla y el torvo procurador de Justicia José Aarón Pérez Carro creen que con su Plan Estratégico Institucional y Diagnóstico de la PGJE plagados de obviedades transformarán sus áreas de influencia, están muy equivocados porque ambos hablan de puras buenas intenciones que al final no sirven de nada.