*

Lunes, 24 de Septiembre de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete



quilehtla



 











La nueva clase política peca de ingenua o de plano se mueve con cierta dosis de maldad que es capaz de soltar distractores para simular que trabaja o investiga, cuando en realidad oculta el origen del problema o trata de evadirlo para no entrar en conflicto con los verdaderos responsables de alentar movimientos de protesta o de haber manejado de manera obscura los recursos públicos del Congreso del Estado.