*

Martes, 11 de Diciembre de 2018     |     Tlaxcala.
Suscríbete


educación





La trillada postura de los funcionarios estatales de negar una realidad y tratar de minimizar la violencia que ha provocado la disputa que sostienen bandas criminales en diferentes regiones de la entidad no resulta sano para nadie, pues los delincuentes no se van a ir y menos a detener porque no se hable de ellos o porque se diga que radican en otros estados y que sólo vienen a Tlaxcala a realizar sus fechorías.