El priísta disfrazado de panista y férreo seguidor del proyecto que quiere continuismo, Jorge Luis Vázquez Rodríguez quien fue alcalde de Apizaco en la anterior administración, tiene un procedimiento que inició la Auditoría Superior de la Federación (ASF), luego de que le fueran detectadas 12 observaciones por obras que fueron pagadas y no ejecutadas en su mandato al frente de la ciudad rielera.

El señalamiento al prianista es que existen irregularidades en la aplicación del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal, siendo estas anomalías registradas entre él años 2015 y 2017, dejando en evidencia un presunto mal manejo de los recursos públicos por parte del hijo de la Loncha.

De las 12 observaciones realizadas por el ente fiscalizador federal, 11 de ellas fueron solventadas y en la otra hay irregularidades que superan los 250 mil pesos.

La responsabilidad cae directamente sobre el exalcalde, así como de su tesorera, Alicia Pinillo e incluso al entonces director de Obras, Guillermo Rojano quien pretende la alcaldía de Apizaco por Movimiento Ciudadano (MC).