Pese a los desmanes protagonizados por un grupo de pobladores encabezados por el ex presidente municipal Antonio Mendoza y el presiden de comunidad Gregorio Muñoz Muñoz, el proyecto de la edificación del nuevo panteón de Muñoztla seguirá su marcha. 

Lo anterior lo advirtió el alcalde Héctor Domínguez Rugerio, quien lamentó los actos vandálicos generados en la zona de la edificación y las agresiones protagonizadas en contra de cuatro funcionarios municipales. 

Detalló que ayer por la tarde le informaron que un camión de materiales era vandalizado en las inmediaciones del nuevo camposanto, razón por la cual un grupo de policías acude al auxilio y detienen ocho implicados. 

Dicha acción desató que un grupo de pobladores se apersonaran en la comandancia municipal e intentaran rescatarlos, sin embargo, las cosas salieron de control y los quejosos optaron por retener a dos funcionarios municipales.

Luego de una negociación, los quejosos aceptaron hacer un intercambio, se liberaban a los ocho sujetos señalados de vandalismo y ellos entregaban a los funcionarios retenidos, proceso que se llevó a cabo, pero no como se tenia esperado, ya que un policía fue localizado en una barranca mal herido y tuvo que ser hospitalizado. 

Por todo lo anterior el munícipe dejó en claro que se procederá legalmente en contra de quien o quienes resulten responsables del lamentable suceso.

Además de que se investigará el robo de una máquina, cemento, varilla, block, y demás desmanes que se cometieron por un grupo de personas que se oponen a la obra del nuevo panteón.