Mientras el presidente municipal de Chiautempan, Héctor Domínguez Rugerio quiere imponer al amigo de su hermano como su sucesor a través del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), la violencia se desató en Chiautempan por la inconformidad de vecinos de Muñoztla con las supuestas transas realizadas al amparo del poder.

Dos servidores públicos lesionados, uno de ellos de gravedad, fue el saldo de la gresca violenta que se desató, luego de que fueran detenidos habitantes de Muñoztla acusados de vandalizar el cementerio ubicado en esta comuna.

El fondo por el cual los pobladores están inconformes es debido a que el alcalde se comprometió a inyectar 7 millones de pesos en obras a esta comunidad y hasta el momento, aseguran que no ha cumplido.

Los lugareños afirman que Domínguez Rugerio se apropió de los predios aledaños al camposanto con la intención de hacer negocio y que estos terrenos estarían a nombre de la promotora de Carlos Erasto Escobar Izquierdo.

Y mientras el edil apodado “El Carnitas” estaría desviando recursos en favor de la campaña del amigo de su hermano para comprar conciencias en MORENA y lograr la candidatura a alcalde para suceder a Héctor Domínguez, Chiautempan se desbordó en violencia esta noche qué pasó.

El intercambio de detenidos por servidores públicos no se pudo llevar a cabo como se planeó y lamentablemente, los empleados del Ayuntamiento recibieron fuertes golpes que dejaron a uno de ellos con peligro de perder la vida.

Las autoridades municipales culpan al presidente de comunidad y al exalcalde, Antonio Mendoza Romero de incitar a la violencia pero los pobladores aseguran que Héctor Domínguez no ha cumplido y quiere imponer a su cuñado.

Es a través del MET de René Bejarano y de billetazos que estarían financiados desde la alcaldía sarapera como Carlos Escobar busca cobijo en MORENA.