Apizaco, Tlax.- En uno de los polígonos donde operan principalmente bares y cafeterías, a la vuelta de las oficinas de la tesorería municipal en la “ciudad rielera”, se vieron afectados el pasado fin de semana debido a la sustracción de varias piezas de cobre del transformador subterráneo propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), lo que generó la interrupción parcial del fluido eléctrico por más de ocho horas, viernes y sábado.

Lo afectados lamentaron que a estas alturas de la administración en Apizaco ningún dispositivo de seguridad logre inhibir los ilícitos; en este caso al parecer propiciado por desconocidos en plena “luz del día”, sobre el camellón central del vértice que forman las calles Cuauhtémoc y 5 de Mayo, donde resultó forzada la base de la plataforma.

Situación que originó durante la tarde del viernes y medio día del sábado anteriores, quedaran sin luz alrededor de medio centenar de usuarios, a lo largo de las calles 5 de Febrero y Bulevar Emilio Sánchez Piedras, en su mayoría propietarios de negociaciones comerciales y de servicios, así como algunas viviendas.

Personal acreditado de la paraestatal precisó que el transformador que alimenta al sistema eléctrico subterráneo, presentó una fuga de aceite derivado de la falta de algunos componentes a base de cobre, lo que generó deficiencias en su funcionamiento.