Tras varios años con un alto registro en la incidencia de robo de vehículos en la entidad, el ejercicio 2020 culminó con un descenso considerable gracias al confinamiento que se vivió intensamente durante algunos meses del año a causa de la pandemia de COVID-19 en Tlaxcala.

Los datos que precisa el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), muestran que entre el ejercicio 2019 y el 2020, hubo una contracción del 24 por ciento en el número de denuncias ante las autoridades locales.

Es así que en 2019 el total de robo de vehículos que fue reportado ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) es de mil 998 y en el caso de 2020 los delitos fueron mil 510.

Fue en el primer año del actual gobierno que se dispararon en términos totales este delito al pasar de mil 468 casos en 2016 a 2 mil 341 en 2017, aumento de casi el doble de ilícitos de este tipo.

En los meses de mayor confinamiento fue que los índices de este tipo de delitos, disminuyeron, mientras crecieron otros como el robo a casa habitación y negocio.