A pesar de que se negaba el diputado federal del PT, Gerardo Fernández Noroña, finalmente terminó aceptando la determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF); pidió una disculpa pública a su homóloga Adriana Dávila Fernández luego haber cometido violencia política en razón de género.   

“En acatamiento a la sentencia de la máxima autoridad electoral y asumiendo la responsabilidad y el alcance de mis palabras, ofrezco una disculpa pública a la diputada federal Adriana Dávila Fernández, por las expresiones que utilicé en el congreso de Tlaxcala el cuatro de octubre de 2019. Esta disculpa va acompañada del reconocimiento de mi responsabilidad y el alcance de mis palabras y del error político de mis expresiones”, señaló en una carta que leyó durante una transmisión en vivo en su cuenta de Facebook. 

Cabe mencionar que esta decisión la terminó aceptando el congresista federal porque su reelección estaba en riesgo al quedar inscrito en el Registro Nacional de Agresores, lo que le impediría competir por un cargo de elección popular. 

Y es que el pasado 4 de octubre, Noroña declaró lo siguiente: “Me comentan que hay una diputada que fue senadora y que está vinculada a este tema (trata de personas) y es más bocona que la chingada, no sé si sea cierto o no, pero en Tlaxcala siguen los problemas. Pasen elementos para ponerle una chinga la próxima vez que abra la boca”, dijo en un foro en el Congreso del Estado. 

Al respecto, el legislador recordó que en ese encuentro no solo dijo eso, sino que manifestó que el machismo era la semilla de violencia contra las mujeres que llevaba a la brutalidad de los feminicidios y que había que erradicarlos sin duda alguna, además de que aclaró que no vale más un hombre que una mujer.