Una tienda Bodega Aurrerá fue clausurada en Tlajomulco de Zúñiga por operar con empleados contagiados de COVID-19.

Una sucursal de Bodega Aurrerá ubicada en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, fue clausurada tras laborar con empleados contagiados de coronavirus COVID-19.

El irresponsable hecho fue dado a conocer por autoridades de la ciudad tapatía a través de redes sociales; además, se compartieron imágenes del momento en que se cerró el establecimiento.

De acuerdo con el reporte oficial, el ayuntamiento de Tlajomulco de Zúñiga recibió una alerta sobre lo ocurrido por medio de la aplicación “TlajoApp”.

Al acudir a la tienda Bodega Aurrerá denunciada, las autoridades municipales corroboraron lo ocurrido. Tras cerrar, se colocaron sellos de clausura para evitar que el personal contagiado de coronavirus COVID-19 siguiera en labores.

El gerente del lugar confesó las irregularidades

“El personal de Inspección y Vigilancia atendió el reporte del Bodega Aurrerá ubicado en el centro comercial Multiplazas del Valle, que operaba sin seguir protocolos de sanidad y presuntamente obligaba a personal contagiado de coronavirus a trabajar”, se explicó en un primer mensaje.

“Tras la investigación pertinente, se corroboraron las faltas y se clausuró el establecimiento. Es muy importante que actuemos con corresponsabilidad en nuestro lugar de trabajo o negocios y sigamos las medidas de prevención”, se informó a través de la cuenta oficial de Twitter del gobierno de Tlajomulco de Zúñiga.

El gerente del establecimiento incluso confesó que empleados contagiados de coronavirus COVID-19 si laboraron sin que se haya activado algún protocolo sanitario para evitar el esparcimiento comunitario de la enfermedad.

Un juez calificador será quien analice el caso e imponga el monto de la multa que se le impondrá a la tienda de autoservicio por poner en riesgo a sus trabajadores y clientes