Un paciente tuvo que salir de un nosocomio de Toronto gateando debido a los fuertes dolores en las piernas; nunca recibió ayuda

Continúan los actos de abuso e injusticias en hospitales, ahora se ha dado a conocer el caso de un hombre que tuvo que salir gateando de un nosocomio debido a que el personal médico desestimó sus quejas de dolor.

Los hechos ocurrieron desde abril de 2018; sin embargo, recientemente se pudieron obtener las grabaciones de las cámaras de seguridad del Hospital Humber River de Toronto, Canadá, tras una larga batalla legal.

En las grabaciones se puede observar a un hombre caminando sobre uno de los pasillos de la institución de salud, pero de pronto cae en el piso sin poder levantarse, aunque es acompañado por una enfermera ésta no hace nada por ayudarlo.

En un siguiente video, se puede ver al paciente identificado como David Pontone, de 45 años, gateando hasta la puerta de salida, al mismo tiempo que es escoltado por la trabajadora médica.

“¡Vamos levántate! ¡Estás bien, no te pasa nada!”, fueron las palabras que le repitió la enfermera.

Médicos creyeron que fingía

La razón por la que los empleados del hospital tuvieron esa reacción con el hombre es porque éste comentó que tomaba medicamentos para el trastorno afectivo bipolar, lo que ocasionó que los médicos creyeran que Pontone estaba fingiendo.

Y es que tras realizarle una resonancia magnética, no encontraron nada inusual, lo que ocasionó que el hospital no le brindara la debida atención médica.

Cabe mencionar que un psiquiatra determinó que la dolencia no estaba relacionada con su enfermedad mental, mientras que un neurólogo determinó que el paciente sufría del síndrome de Guillain-Barré, un trastorno que ocasiona que el sistema inmunitario ataque a los nervios del cuerpo.

Tras el abuso, un portavoz del Hospital Humber River mostró su preocupación por los hechos y aseguró que tomarían las “acciones correspondientes”, tiempo después se supo que la enfermera que escoltó al paciente fue despedida.