A dos años de la explosión en un punto de ordeña en Tlahuelilpan, Hidalgo, los "piquetes" a ductos para robar gas LP en el País aumentaron 66 por ciento en un año, mientras que los de gasolina bajaron apenas 21 por ciento, reportó Pemex.

La petrolera registró entre enero y octubre de 2020 mil 696 "piquetes" a gasoductos, en contraste con los mil 119 reportados en el mismo período de 2019.

De ese total, mil 341 se concentraron en Puebla, 152 en el Estado de México, 88 en Tlaxcala, 73 en Querétaro, 21 en Hidalgo, 14 en Veracruz, 4 en Tabasco, 2 en Chiapas y 1 en Guanajuato, indicó Pemex en una respuesta de información.

Respecto al robo de combustible, área en la que el Gobierno reforzó el combate al denominado huachicol, los puntos de ordeña se redujeron apenas 21 por ciento, al pasar de 11 mil 416 de enero a octubre de 2019 a 8 mil 919 en el mismo período de 2020.

Sólo en Tlahuelilpan, donde en enero de 2019 explotó un punto de ordeña con saldo de 130 personas muertas, los "piquetes" aumentaron 9.6 por ciento.

En Hidalgo, entidad que lidera el robo de combustible, Pemex sumó entre enero y octubre del año pasado 3 mil 830 "piquetes" a sus ductos.

En esa transición de más robo de gas y menos ordeña de combustible, Pemex reportó entre 2019 y 2020 la captura de seis trabajadores de la empresa que estaban involucrados en el robo de combustible.