La sobreexplotación de los mantos acuíferos que realiza el grupo Femsa Coca-Cola en Apizaquito es de 7.6 millones de metros cúbicos que han dejado desérticas zonas cercanas en Apizaquito y que de seguir así en el lapso de algunos años provocará problemas de abasto a la población del líquido vital. 

De la problemática ya tiene conocimiento la Cámara de Diputados Federal, la cual se hizo llegar a través de la diputada guerrerense Maricarmen Cabrera Lagunas quien además recientemente se reunió con el dirigente del Partido Encuentro Solidario (PES) en Tlaxcala, Alejandro Martínez Hernández, para abordar este asunto que representa un tema de seguridad nacional, además de sostener encuentros con habitantes de distintas comunidades y verificar en campo la situación que prevalece. 

Se informó que la congresista ya presentó un punto de acuerdo el pasado 5 de enero para que se investigue esta situación que hasta ahora no ha sido abordada por la representación tlaxcalteca, pese a los estragos que representa para los recursos naturales y el abasto del vital líquido para la población de la zona del municipio de Apizaco. 

Y es que la diputada explicó que de acuerdo a un estudio del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, existe una sobreexplotación de 7.6 millones de metros cúbicos en la zona donde se asienta el grupo Femsa Coca-Cola, cifra que resulta alarmante. 

El estudio también señala que la filtración pluvial hacia los mantos freáticos es de 41.3 millones de metros cúbicos lo cual provoca la sobreexplotación, de ahí la necesidad de que se investigue hasta las últimas consecuencias y se ponga orden, para evitar la sobreexplotación del agua que lleva muchos años en Tlaxcala. 

Por ello, indicó que el pasado 5 de enero presentó un punto de acuerdo donde se exhorta a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para que por conducto de la Comisión Nacional del Agua (CNA) informe sobre la sobreexplotación de los mantos freáticos y principalmente en Apizaquito donde está instalada grupo Femsa Coca Cola, sobre todo porque el referido estudio indica una sobreexplotación del agua y lo que antes eran áreas naturales hoy son desérticas, de ahí que se requiere saber qué está pasando. 

Recordó que el agua es un tema de seguridad nacional, por lo cual se debe estar pendiente de la sobreexplotación y el equilibrio ecológico, además remarcó que no se trata de estar en contra del desarrollo, sino de cuidar los recursos y evitar la sobreexplotación de los mantos acuíferos, sobre todo en un contexto donde con el cambio climático hay menos lluvias y los mantos tardan más en recargarse. 

La diputada recalcó que se busca evitar que la disponibilidad del agua se modifique por la sobreexplotación de la empresa y que en municipios cercanos se empiecen a padecer de agua. 

Alertó que ya hay tandeos en esta zona, lo cual significa la distribución del agua de uso doméstico alternativamente o por tandas, lo cual significa una alarma que indica que es real el estudio y que en máximo 10 años no se tendrán los niveles del vital líquido que hay actualmente con afectaciones a la población  y agricultura y por ende en la producción de alimentos que también es tema de seguridad nacional.