La gran alianza podría sufrir una peligrosa fractura sino se analizan las decisiones antes de tomarse, pues al interior de dicho proyecto de unidad se acusa falta de cohesión. 

Al parecer no a todos les pareció correcta la designación de Anabell Ávalos Zempoalteca como candidata a la gubernatura por la coalición “Unidos por Tlaxcala”.

Fuentes cercanas a este medio, comentaron que dicha decisión se tomó al vapor, pues ni si quiera Ávalos Zempoalteca y Minerva Hernández Ramos se han sentado a platicar para analizar la posibilidad de impulsar un solo proyecto. 

Pese a lo anterior, auguran que en la designación de candidatos a diputados federales, locales, alcaldías y presidencias de comunidad no se logrará mantener la unidad, generando un rotundo fracaso en los comicios del 6 de junio.