Vecinos del fraccionamiento Cuatro Señoríos de la capital del estado solicitaron la urgente intervención de las autoridades de la Capam y del ayuntamiento para atender un problema de salud pública por la dotación de agua potable sucia y con mal olor.

Explicaron que desde hace días a las viviendas llega a través de la red de agua potable un líquido de muy mala calidad que no se puede utilizar para la higiene personal y para la preparación y procesamiento de alimentos, pues no sólo tiene un color amarillento, sino que despido un aroma desagradable.

Los inconformes que pidieron el anonimato por temor a represalias, señalaron que el problema ya fue expuesto a las autoridades de la Capam, sin embargo sólo se limitaron a atender la queja y no dar ninguna solución.

Existe temor porque ante la actual pandemia ni siquiera se cuenta con un líquido de calidad aceptable que permita garantizar la salud de las personas que habitan las viviendas, lamentaron.

Dijeron que no es justo que la Capam se ponga exigente para cobrar por el servicio y que el organismo no muestra el mínimo interés por solucionar el problema que implica estar dotando a las familias del fraccionamiento Cuatro Señoríos agua de pésima calidad.