A María Luisa Ruiz Tirado, Jefa del Departamento de Hospitales de la Secretaría de Salud (SESA) en Tlaxcala, poco le importaron los esquemas de vacunación que ha marcado el gobierno federal para que todos los mexicanos reciban la vacuna contra la nueva enfermedad de coronavirus, pues hizo uso de su cargo para recibir la inoculación aun cuando no le correspondía.  

Médicos que se encuentran en la primera línea de control de la Covid-19 los cuales a diario arriesgan su vida, acusaron que a Ruiz Tirado le correspondía vacunarse en la tercera fase  que se llevará a cabo de febrero a abril de este año, ya que ostenta un cargo administrativo como Jefa de Hospitales adscrita a oficinas centrales de la SESA, ante ello, señalan que utilizó sus influencias para recibir este beneficio, sin obedecer las indicaciones del secretario de Salud, Rene Lima Morales.

“Ella presume ser amiga de lideresa del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Blanca Águila Lima, por eso el pasado miércoles  ordenó que se le pusiera la vacuna sin importarle que otros compañeros médicos aún no la reciben. Esta doctora se pasa por el arco del triunfo lo que marcan los esquemas de vacunación”, indicaron galenos del hospital general en San Pablo del Monte.

Sostuvieron que en once meses que el personal médico lleva atendiendo a los pacientes contagiados por Covid-19 nunca han visto a María Luisa Ruiz, de ahí que fue un insulto que sólo acudiera al mencionado nosocomio para mostrar su influencia y arrogancia.

Destacaron que este es un claro ejemplo de influyentismo y prepotencia que ya no debería existir pues afecta la imagen de la institución.

“Es una abusiva, la verdad nos da mucho coraje pues nosotros arriesgamos nuestras vidas, y hacemos muchos sacrificios en la primera línea del Covid, mientras ella se la pasa champlada todo el día y mandando mensajitos en su celular; esto debe cambiar y el gobernador Mena debe poner una sanción ejemplar a este tipo de personas”, señalaron.