Paulina Rubio compartió en redes sociales que ya pueden comprar un saludo por un precio "accesible".

Quien se encuentra muy contenta promocionando un nuevo proyecto personal es Paulina Rubio, quien compartió en redes sociales que se encuentra desarrollando “video-saludos” para sus fans a través de la plataforma “Cameo”. “La Chica dorada” te puede felicitar en esa fecha especial.

Lo que llamó la atención sobre este saludo personalizado es el precio, aunque muchos aseguran que vale la pena. Esto comparándolo con ciertos influencers o creadores de contenido que llegan a cobrar hasta el doble o incluso el triple por los saludos.

De acuerdo con Cameo, un saludo por parte de la “Madonna de América” -como la describen en la app- cuesta 125 dólares, algo así como 2 mil 400 pesos mexicanos. Para los verdaderos fans esto resulta una ganga, pues harían hasta lo imposible por tener aunque sea un recuerdo de su artista.

“Ya puedes mandar un mensaje personalizado para tu amigo, tu novio, quien tú quieras. Lo único que tienes que hacer es mandar un mensaje por medio de la app Cameo. Así podemos estar en comunicación y puedo estar en contacto con ustedes. ¡Cualquier fecha importante!”, comparte Paulina Rubio en redes.

Precisamente durante esta pandemia los saludos por parte de artistas se han convertido en todo un furor; aunque a algunos no les ha salido muy bien el negocio, ya que indican que los precios están demasiado elevados para el tipo de contenido que ofrecen.

Sin embargo, los videos de Paulina Rubio tienen en general cinco estrellas como puntuación máxima de atención. Algunos incluso describen sus videosaludos como “muy atentos” o que “les pone buena producción”; algo que siempre se va a agradecer si vas a pagar 125 dólares.

“Estuvo perfecta. Te puedes dar de lo orgullosa que está de hacer estos videos, les pone mucho esmero. Estoy muy contenta con el video”, “Eres una leyenda, este video siempre estará con nosotros, te queremos”, le escribieron en la cuenta de Cameo.

Aunque eso sí, es un hecho que no todos están contentos con este tipo de contenido pues aseguran que demuestra la “carencia de trabajo”. Otros más simplemente prefieren criticar a la artista al decir que “sería el peor saludo que alguien le podría regalar”