Una maestra decidió vender sus fotos íntimas luego de quedar desempleada a causa de la pandemia de coronavirus COVID-19, emergencia sanitaria que ha desatado una crisis económica en varias regiones del mundo.

La protagonista de esta historia es una joven de apenas 23 años que responde a la identidad de Riley Summers; actualmente ella vive en Los Ángeles, California.

Antes de la etapa de confinamiento se desempeñaba como maestra, pero al ser despedida de su empleo decidió iniciar con la venta de sus fotos íntimas.

Sin duda esta época nos ha obligado a reinventarnos para sobrevivir, por lo que la mujer es ejemplo de cómo han evolucionado los empleos a raíz de la aparición del coronavirus COVID-19.

La joven decidió iniciar su carrera como modelo erótica en Instagram y, pese a que lleva poco tiempo en dicha plataforma, ya acumula 385 mil seguidores.

Adicionalmente, la maestra vende sus fotos íntimas en una página llamada Nudiez, donde comparte contenido más atrevido con fans que pagan por él.

En entrevista con medios locales, Riley Summers confesó que su incursión en redes es muy reciente. También manifestó estar contenta con los resultados obtenidos.

“Soy muy nueva en redes sociales, pero realmente me encanta. Estoy disfrutando las oportunidades que me brinda ser sexy y divertida”, expresó.

La estadounidense también afirmó que con este nuevo empleo llega a ganar hasta 140 mil pesos a la semana, una cifra más alta que sus percepciones como maestra.