Aunque se negaba a reconocerlo, finalmente el día de ayer en la presentación de la coalición del Bloque Opositor Amplio (BOA), el dirigente estatal del Partido Acción Nacional (PAN), José Gilberto Temoltzin Martínez hizo oficial que su partido postulará a la senadora Minerva Hernández Ramos para competir con la propuesta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para la gubernatura.

Es así que el líder estatal del albiazul, explicó que en Tlaxcala como en otras seis entidades del país, su partido postulará una mujer para buscar el gobierno del estado y en este caso corresponde a la figura de Minerva Hernández, ya que Adriana Dávila Fernández dio a conocer que se descarta para su tercera contienda por la gubernatura.

Este panorama mató las aspiraciones del exdiputado local, Juan Carlos Sánchez García, quién pese a que llevaba una ligera ventaja sobre Minerva Hernández no fue considerado por las nulas posibilidades de un triunfo y prefirieron perder ocupando una mujer para que en otro estado aprovecharan a un hombre que pudiera dar la pelea.

El dirigente panista, mencionó que como premio de consolación, podrían darle a Juan Sánchez la candidatura a la diputación federal por el tercer distrito y así se mantengan dentro de las filas panistas para la batalla que se avecina en contra del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) de Andrés Manuel López Obrador.

Entre sus cercanos colaboradores, Juan Sánchez ha reconocido que no podrá ir con las siglas del PAN a la gubernatura y se ha manejado la propuesta de ir por la vía independiente, hecho que se le ha ocultado a la mayoría de sus seguidores, no obstante, podría tomar esta determinación ante su narcisismo político que posee.

Es así que los panistas despreciaron las capacidades del constructor y optaron por aceptar una aspirante menos posicionada pero que les ayuda a nivel nacional a cumplir la paridad de género, por lo el menos precio a los seguidores de Sánchez podría costarle al albiazul y su alianza antinatura con el PRI y PRD.