La aspirante a la gubernatura por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Dulce Silva Hernández parece estar empeñada en burlarse de un pueblo pobre que ha visto empeorar su situación económica a raíz de la pandemia por COVID-19, siendo ahora la presunción de su ostentoso árbol navideño lo que le valió cientos de críticas por parte de los usuarios de las redes sociales.

Fue hace unos días que la empresaria poblana, posteó en sus redes sociales su árbol navideño en un entorno que muestra su alto estatus económico, situación que contrasta con la difícil crisis económica que atraviesan miles de tlaxcaltecas.

Trascendió entre los mismos internautas que el lugar donde aparece Dulce Silva, se trata de una casa que se encuentra ubicada en uno de los fraccionamientos más exclusivos de Puebla y de ninguna manera en el municipio de Huamantla de donde en los últimos meses presume ser oriunda.

Tan sólo el costo del árbol navideño podría rebasar los 26 mil pesos de acuerdo con una consulta realizada por este medio, sumado a los demás accesorios que forman parte de la decoración.

Y mientras la poblana habría gastado más de 30 mil pesos en un árbol navideño, el 70 por ciento de los tlaxcaltecas tienen que salir a diario a ganarse el sustento sin tener prestaciones ni seguridad social por ser parte de la informalidad.

Dulce Silva fue blanco de diversas críticas por los internautas que sólo ven a la empresaria como una persona que ambiciona el poder y que realmente no conoce las necesidades de los tlaxcaltecas.

La aspirante morenista ha sido guiada por sus asesores para causar polémica y mientras más gente la conoce, más crecen sus negativos en relación a su persona.