Familiares de enfermos renales, expusieron que por diversas irregularidades en la clínica de hemodiálisis ubicada en la comunidad de Tetotlalpan en el municipio de Totolac, los pacientes no están recibiendo el tratamiento para mantenerse con vida.

Las anomalías radican en las llamadas vigencias que se entregan a los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para hacerse acreedores al tratamiento, sin embargo, en los últimos días se las han negado.

Anteriormente las vigencias se entregaba una por mes y actualmente se pide una diariamente, lo que complica la situación de los enfermos renales y los deja en riesgo por parte de quienes operan esta clínica.

Ante esta situación, los familiares pidieron la intervención de las autoridades debido a que es urgente que se pueda regularizar la aplicación de la hemodiálisis a sus enfermos, ya que de eso depende que se mantengan con vida.