De acuerdo con información proporcionada por una familiar de la afectada, el director de recursos humanos y materiales del Tribunal Superior Justicia del Estado, Rubén Gutiérrez Vélez, estaría incurrieron en un presunto tráfico de influencias en contra de su aún esposa, Claudia Josefina Cruz Álvarez, a quien incluso habría amenazado con despojarlas de todas sus pertenencias, gracias a la amistad de que goza con una magistrada.

La pariente, quien pidió la gracia del anonimato para evitar verse afectada por los alcances que pudiera tener el funcionario judicial, informó que aunque Claudia Josefina Cruz ha buscado el respaldo de algunos abogados para que la representen en la demanda de diferencia entre consortes, la mayoría han dejado entrever que se trata de un funcionario recomendado por la magistrada que forma parte de la sala civil-familiar del Poder Judicial, instancia que en determinado momento será donde se ventilará la solución de este conflicto.

Incluso informaron que la demanda ya se ventila en el juzgado cuarto de lo familiar del distrito judicial de Cuauhtémoc, lugar donde Rubén Gutiérrez presume tener muchos amigos, lo mismo que en el juzgado tercero familiar también del distrito judicial de Cuauhtémoc, donde se desahoga con prontitud el divorcio incausado que este flamante funcionario promovió en contra de su esposa.

La familiar de la cónyuge hizo un llamado a las autoridades del poder judicial de Tlaxcala para que se analice a fondo este asunto y que eviten al máximo que el director de recursos humanos incurra en actos de influyentismo o tráfico de influencias, pues sabe a ciencia cierta que la madrina política de Rubén Gutiérrez es nada más y nada menos que la magistrada Marycruz Cortés Ornelas, a quien también le exigieron no meter las manos para ayudar a este señor que solo ha abusado de su poder al interior de su familia, donde ha incurrido en varias amenazas por sentirse protegido.

La parte acusadora aseguró que si el juez que analiza la demanda no emite una sentencia apegado a derecho, promoverán otro recurso, aunque su temor es que ahora sea directamente la magistrada quien conozca del caso y sin pensarlo ayude a su amigo de toda la vida.