La formalización de la coalición que encabezará el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN), junto a la chiquillada conformada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), el Partido Alianza Ciudadana (PAC) y el Partido Socialista (PS), mejor conocida como el Bloque Opositor Amplio (BOA),

sepultará las aspiraciones de Juan Carlos Sánchez García de ir abanderando al albiazul rumbo a la gubernatura.

Desde hace unas semanas se tenía la información de que en el PAN por los lineamientos de equidad de género por parte del Instituto Nacional Electoral (INE), sería una mujer la que representaría al albiazul en la carrera por la gubernatura.

A esta situación se sumó el hecho de que el PRI gobierna actualmente y le correspondería poner al candidato o candidata, lo que dificultó más la situación de Juan Sánchez y al ir la chiquillada en la coalición las deducciones de quién abanderará la coalición es muy clara.

Todo indica que la alcaldesa capitalina, Anabell Ávalos Zempoalteca será quién represente a esta alianza antinatura que sólo tiene como objetivo frenar la llegada del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) a Palacio de Gobierno.

El camino que le queda al constructor es ir por la vía independiente y buscar un milagro para siquiera ser competitivo, ya que en lo sondeos en los que tiene una mediana aceptación, sería gracias a ser considerado por parte del PAN como aspirante.

Mientras tanto, sus seguidores ya abandonan el barco que ven hundirse y sólo algunos se podrían aventurar a seguir a Juan Sánchez en su intento por ser candidato independiente.