Lamentable la actitud de los integrantes del Consejo General del ITE durante el arranque del proceso electoral local, pues los dimes y diretes no se hicieron esperar, aunque cada uno lo disfrazó en un discurso “democrático”.

Los consejeros en su participación virtual resaltaron las quejas por el “reducido” presupuesto para la organización del próximo proceso electoral donde se renovarán 795 cargos, desde la gubernatura, las 15 diputaciones, los 60 ayuntamientos y 299 presidencias de comunidad.

Incluso hubo quien dijo que ahora sí estarán pendientes de que no se hagan actos anticipados de campaña para evitar madruguete electoral, aunque todo el estado está tapizado de espectaculares y bardas de algunos que aspiran a la gubernatura.

Además, la representación del PAN precisó que en el 2021 se debe evitar campañas populistas, aunque a su alrededor hay quienes se postulan con un perfil populista que a toda costa busca reflectores. 

Pero lo destacable fue que la representante del Partido Alianza Ciudadana, Alejandra Ramírez Ortiz, reventó en plena sesión de arranque y lamentó que los integrantes del Consejo General se enaltezcan y presuman equidad de género, cuando a los hombres se les cierra el paso. 

“No se pueden tener elecciones equitativas si no hay participación de ambos géneros”, apuntó. 

La presidenta del organismo autónomo, Elizabeth Piedras Martínez, recalcó que aun con las acaloradas discusiones que significaron los lineamientos de paridad de género, es un hecho que las mujeres tendrán que acceder al 50 por ciento de las candidaturas: “la paridad de género depende de la voluntad política, lo demás es simulación. Hago un llamado a todas y todos a asumir el compromiso para que las mujeres puedan acceder de forma efectiva a los cargos sin ser violentadas por nadie”.

Recordó que también se aprobaron medidas para que los partidos políticos postulen cuando menos dos fórmulas con personas de origen indígena, siendo esto en los distritos electorales 3, 8, 9, 10, 12 y 15, que es donde se concentra el mayor porcentaje de tlaxcaltecas que se constituyen en ese grupo. Además, al menos el 20 por ciento de candidaturas deben de ser para jóvenes, “medidas que consideramos justas, necesarias y legales”.