El conductor se negó a pagarles los 600 pesos que cobran por ese servicio porque él era una figura pública

De acuerdo con la publicación de la revista TV Notas, un testigo reveló que Fabián Lavalle tuvo un problema que surgió con un sexoservidor en la Zona Rosa de la Ciudad de México.

Fabián Lavalle estuvo ando sus vueltas en su carro, cuando de pronto le echó el ojo a un güero, sin embargo, no quería ir a un motel como se acostumbraría sino dentro de su auto, a lo cual el chico accedió porque no sabía quién era y porque era nuevo.

Sin embargo, cuentan que de pronto el conductor se negó a pagarles los 600 pesos que cobran por ese servicio porque él era una figura pública y aunque algunos oficiales llegaron y tuvieron un altercado cuentan, la cosa no quedo ahí.

Al parecer, Fabián Lavalle comenzó a hacer una llamada, según los presentes para intimidarlos, cuando después le dijeron que se podía ir sin pagar el servicio ya que, de acuerdo con la publicación, el hombre está “apadrinado” por un tal comandante.

Así que parece que ya está de vuelta en las andadas, sin embargo, ahora ya se le hizo costumbre pedir servicios sin pagarlos; aunque ya lo amenazaron de que, si lo ven de regreso pidiendo servicios, le van a dar su merecido.