Esta lamentable historia está dando la vuelta al mundo debido a que David Deutchman solía tener un servicio muy considerado con los pacientes más indefensos.

Hace unas horas se dio a conocer una lamentable historia relacionada con el voluntariado y las acciones benéficas para quienes más lo necesitan, para muestra, lo que pasó con David Deutchman, un hombre de edad avanzada que solía abrazar bebés prematuros como parte de la terapia.

De acuerdo con el comunicado oficial del Children’s Healthcare en Atlanta, el hombre de 86 años perdió la vida a causa de un cáncer que invadió su cuerpo desde hace ya varios meses; colegas y seguidores de este voluntario lamentaron la pérdida.

David Deutchman era conocido como el “abuelo de la UCIN”, puesto que se dedicaba a abrazar a pequeños bebés prematuros; durante 14 años esta fue su única misión y a la que se dedicó de forma “profesional”. Su caso se hizo viral en redes sociales hace tres años.

Esta terapia es considerada como una de las más lindas y amables, esto se debe a que el contacto humano con los bebés que nacieron fuera de tiempo los ayuda a crear vínculos e incluso fomenta su desarrollo de forma positiva e incluso los ayuda a relacionarse con el mundo.

De acuerdo con el canal Fox News, Deutchman consideraba que su voluntariado en el hospital le ayudaba a tener una mejor vida, su hija mencionó que el hombre se sentía muy satisfecho con la iniciativa que decidió adoptar como forma de vida.

Todo parece indicar que fue un diagnóstico reciente en el que encontraron que el hombre presentó la etapa 4 de cáncer de páncreas, lo que pronto acabó con su salud a sus 86 años; a pesar de su fallecimiento, sus familiares mencionaron que llevó una vida plena y feliz