Luego de ser tendencia en las redes sociales por burlarse de un menor de edad al que le regaló un pan, el equipo de la aspirante del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) a la candidatura para la gubernatura, Dulce Silva Hernández, volvió de nuevo a emprender una guerra sucia a través de las redes sociales y medios de comunicación con los que tienen convenios.

A los correos y vía whatsapp, llegó el boletín enviado por Arturo Tecuatl para ser distribuido por algunos medios de comunicación, buscando continuar con la guerra sucia que emprendió la empresaria poblana desde hace varias semanas.

En el texto mandado por quien le lleva el tema de acercamiento con los medios, se acusa a la exdelegada federal de realizar actos políticos en los que no hay prueba de que ella los haya citado, ni siquiera ha estado en los supuestos eventos.

Otros videos han mostrado a Lorena Cuéllar con personas de la tercera edad sin la protección del cubrebocas, debido a que corresponden a la campaña de 2018, no obstante, se han empeñado en adjudicarlos como recientes.

La campaña de odio contra la diputada federal con licencia es conocida por los medios de comunicación que reciben esta información errónea por parte de quienes pretenden con dinero comprar lo que no han realizado con trabajo.

El nerviosismo radica en que las encuestas se iban a realizar en estos días y todos los ejercicios demoscópicos daban una clara ventaja a Lorena Cuéllar, situación por la qué hay ataques de diferentes equipos de los aspirantes a suceder a Marco Mena Rodríguez en el Palacio de Gobierno.