Los supuestos secuestradores utilizaron una pistola de juguete para amagar al personal del centro de rehabilitación

Caracterizados como integrantes de un grupo criminal, dos jóvenes se hicieron pasar por supuestos sicarios para liberar a la novia de uno de ellos, quien se encontraba internada en un centro de rehabilitación de Durango.

Por esta acción, Isaac Esaú, de 18 años, y Salvador, de 23, fueron detenidos por autoridades de la Fiscalía estatal y recluidos en un penal de la localidad.

Los hechos ocurrieron la noche del 6 de noviembre, cuando -pasadas las 11 de la noche- ambos jóvenes arribaron a un centro de rehabilitación, ubicado en la zona centro de Durango, equipados con una pistola de juguete.

En el lugar, amagaron al personal que se encontraba de guardia en el inmueble, identificándose como presuntos integrantes de un grupo criminal, que estaba ahí para secuestrar a una joven de nombre Elvira, de 18 años de edad.

Una vez que se reunieron con la supuesta víctima, los tres se retiraron del lugar; por su parte, personal del centro se puso en contacto con los padres de la joven para informarles acerca de lo sucedido.

Ante estos hechos, la Fiscalía del estado de Durango inició la investigación por la privación ilegal de la libertad de la mujer; debido a que sus presuntos captores no solicitaron rescate, no fue considerado como secuestro.

Gracias a las indagatorias se pudo determinar que los tres jóvenes huyeron del sitio a bordo de un vehículo sedán de color gris, rumbo a la zona serrana de El Salto, municipio de Pueblo Nuevo. Dos días después volvieron a la capital duranguense.

Tres días después de que ocurriera el supuesto secuestro, elementos de la Fiscalía estatal lograron identificar el domicilio en el que se ocultaban los sospechosos, por lo que llevaron a cabo un cateo en el sitio que derivó en la detención de ambos sujetos