La vacuna contra el COVID-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford produjo una fuerte respuesta inmunitaria en adultos mayores, según datos publicados este jueves en la revista médica The Lancet.

Los resultados sugieren que las personas mayores de 70 años, que tienen un mayor riesgo de enfermedad grave y muerte por COVID-19, podrían desarrollar una inmunidad sólida.

Los “resultados preliminares” indican que esta vacuna ofrece “similares resultados de seguridad e inmunogenicidad en los adultos sanos de más edad que en aquellos de entre 18 y 55 años”.

Según el artículo, la vacuna de AstraZeneca genera una respuesta de las células T, capaces de encontrar y atacar células infectadas por el virus, a los catorce días de la primera dosis, y una respuesta de anticuerpos a los 28 días de la dosis de refuerzo en un 99% de los casos.

Al respecto, Maheshi Ramasamy, consultor y co-investigador principal del Oxford Vaccine Group dijo que “las sólidas respuestas de anticuerpos y células T observadas en las personas mayores en el estudio son alentadoras”.

“Esperamos que esto signifique que nuestra vacuna ayudará a proteger a algunas de las personas más vulnerables de la sociedad”, no obstante, Ramasamy aclaró que “se necesitarán más investigaciones antes de que poder estar seguros”.

Sobre el estudio de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca y Oxford

El ensayo de fase II de la vacuna de AstraZeneca involucró a un total de 560 voluntarios sanos divididos en tres grupos:

160 participantes de 18 a 55 años.
160 participantes de 56 a 69 años.
240 participantes de 70 años o más.

Los voluntarios recibieron dos dosis de la vacuna o un placebo, y no se informaron efectos secundarios graves relacionados con la vacuna AZD1222, dijeron los investigadores.

Fase III en curso y resultados para Navidad

Los ensayos en etapa tardía también llamados de Fase III están en curso para confirmar los hallazgos y para probar si la vacuna protege contra la infección por SARS-CoV-2 en una amplia gama de personas, incluidas las personas con afecciones de salud subyacentes, señalaron los investigadores.

Por su parte, el director del Grupo de Vacunas de Oxford, Andrew Pollard indicó que los resultados de esos ensayos definitivamente deberían conocerse en Navidad y aclaró que era demasiado pronto para saber si la vacuna funciona para prevenir la enfermedad COVID-19 y qué tan bien funciona.

“Todavía estamos esperando llegar al punto en el que podamos hacer el análisis para determinar qué tan bien la vacuna puede proteger a las personas, y estamos cada vez más cerca de eso. Somos optimistas de que podremos hacer eso antes de Navidad”.

La carrera por la vacuna contra el COVID-19

El candidato a vacuna Oxford-AstraZeneca contra el COVID-19, llamado AZD1222 o ChAdOx1 nCoV-19, es uno de los pioneros en los esfuerzos globales para desarrollar vacunas para proteger contra la infección provocada por el virus SARS-CoV-2.

Sin embargo, las farmacéuticas Pfizer-BioNTech y Moderna han avanzado en los últimos 10 días, publicando datos de ensayos de vacunas COVID-19 en etapa tardía que muestran más del 90% de eficacia.

Al respecto, Pollard de Oxford dijo:

 “No tenemos prisa nosotros y no es una competencia con los otros desarrolladores”.

Y agregó que AstraZeneca publicaría los datos de eficacia de los titulares antes de que se publicaran en una revista académica