Una niña de tan solo 13 años se vio obligada a casarse con un hombre de 48 años en el pueblo de Mamasapan, Filipinas.

La boda entre una niña de solo 13 años y un hombre de 48 causó indignación entre usuarios de redes sociales, quienes se apresuraron a reprobar el enlace ocurrido en Mamasapan, Filipinas.

El matrimonio se “celebró” el pasado 22 de octubre en una ceremonia con ritos islámicos y “el novio” es un individuo que responde a la identidad de Abdulrzak Ampatuan.

El diario británico Daily Mirror logró entrevistar al individuo, quien no mostró remordimiento o culpa por haberse casado con una niña que tiene la edad de sus propios hijos.

“Estoy feliz de haberla encontrado y pasar mis días con ella cuidando de mis hijos”, expresó el agricultor que, además de la niña, tiene otras cuatro esposas.

Según palabras del hombre de 48 años que tuvo una boda con la pequeña, él planea tener hijos con ella cuando cumpla 20 años. Mientras tanto, prometió enviarla a la escuela.

Algunas imágenes difundidas en redes sociales muestran cómo Abdulrzak Ampatuan posó junto a la menor en una boda que contó con la presencia de varias personas.

Incluso en una de las fotografías se observa cómo el sujeto de 48 años besó en la mejilla a la niña de apenas 13, ante las miradas alegres de quienes los rodeaban.

Desafortunadamente, algunas regiones de Filipinas permiten que hombres mayores se casen con niñas bajo el amparo de la ley musulmana basada en la sharía. Esto implica que las pequeñas pueden contraer nupcias una vez que inicie su primer periodo menstrual