Prácticamente el constructor orticista, Juan Carlos Sánchez García ha quedado fuera de la competencia para la gubernatura del estado, luego de que la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN), determinara que la candidatura en Tlaxcala sería para una mujer, después de que el Instituto Nacional Electoral (INE) fijara sus lineamientos en cuanto a la paridad de género en la elección a la gubernatura en 15 entidades federativas.

El exdiputado local aguantó en el PAN para su nominación y en todas las opciones quedó  rezagado, por lo que la única vía que podría jugar el de los moches en el sexenio orticista, sería emular al “Bronco” y buscar ser candidato independiente.

En su momento tuvo amarrada la nominación por parte del Movimiento Ciudadano (MC), sin embargo, el que escondió los muebles del Congreso, traicionó a los naranjas y los menospreció, lo que llevó a este partido a darle la espalda al que era entonces su virtual candidato.

El desánimo en el equipo del compadre del Marianito es evidente y muchos de los que auguraban que Juan Sánchez sería el próximo gobernador, comienzan a abandonar el barco ante la inminente derrota.

Y es que además de que no será candidato por el PAN u otro partido con presencia estatal, el panista quedaría relegado de negociar cualquier otra posición como una diputación local o federal.

Tan es así que el Bloque Opositor Amplio (BOA), lo dejó prácticamente fuera de la jugada en el reparto de posiciones, por lo que hoy Juan Sánchez está en un dilema entre decirle la verdad a sus seguidores y que se aventuren a una candidatura independiente o simplemente aceptar que no podrá disputar la gubernatura y tampoco negociar las obras públicas por las que se hizo millonario.