Gracias a su supuesta amistad con la titular del DIF estatal, Iván Hernández Méndez pudo burlarse de vecinos y policías del municipio de Yauhquemehcan luego de irse libremente gracias a sus poderosas influencias y a bordo de un vehículo oficial de la dependencia encargada de los sectores más vulnerables.

El conductor ebrio del vehículo rotulado con logos del DIF estatal, fue señalado de agredir verbalmente a las personas que pasaban por el lugar donde se embriagaba, por lo que se dio aviso a la dirección de Seguridad Pública.

No obstante, al ser abordado por los uniformados para ser trasladado con el juez municipal, charoleó a los azules y afirmó ser amigo de altos funcionarios de la actual administración estatal, situación por la que no lo podían detener y se la pelaban.

El influyente borrachales hizo una llamada a alguien del DIF y fue como los policías municipales, obedecieron y lo dejaron ir impunemente para que el funcionario estatal continuara burlándose de la gente y refiriendo piropos a las féminas.

Vecinos del lugar lamentaron que haya personas tan nefastas en el DIF, más aún cuando se trata de una dependencia en la que la sensibilidad es fundamental, por lo que esperan que pronto acabe este gobierno de influyentismos.