Pobladores del municipio de San Pablo del Monte celebraron este domingo una reunión en la comunidad de La Santísima para convenir por decisión unánime la continuación del proyecto de adecuación del ex panteón. 

Alrededor de 300 personas armadas con pancartas y lonas manifestaron su interés de que los trabajos se desarrollen, pese a que un grupo de alrededor de 35 personas se han mostrado en contra por considerar que el camposanto es patrimonio cultural. 

En el conclave los vecinos del municipio recaudaron firmas para demostrar a las autoridades competentes que hay disposición y respaldo para que se dignifique la zona donde descansan alrededor de 4 mil cadáveres.  

En el encuentro estuvieron invitados, el presidente municipal Cutberto Cano Coyotl, el primer regidor Miguel Ángel González, el presidente de comunidad Sergio Coyotl Hernández y el cuadro de mayordomos, quienes coincidieron que el proyecto es una gran oportunidad para dignificar el espacio. 

En el uso de la palabra el munícipe, informó que el INAH suspendió temporalmente el plan mientras se solventan algunas observaciones que son fundamentales para la institución.  

“Soy respetuoso de las instituciones y vamos a solventar los aspectos que nos han solicitado, quiero informar que el trazo proyectado no está definitivamente suspendido, sigue en pie la obra donde se invertirán alrededor de 10.5 millones de pesos etiquetados desde el Congreso del Estado por la diputada Patricia Jaramillo García”, apuntó.   

En su oportunidad el primer regidor especificó que se tienen contabilizadas alrededor de 4 mil tumbas y los familiares de los fallecidos en su mayoría han firmado de conformidad para avanzar en la adecuación.  

Tocante al tema legal, se informó que los inconformes han promovido dos amparos y están en proceso de desahogo, pero en ese procedimiento fue rechazada la posibilidad de que se detenga definitivamente el proyecto.