El presidente Picapiedra Rubén Pluma Morales decidió romper las mesas de dialogo que buscaban resolver el problema de limites territoriales que aqueja a Tlaltelulco desde hace años con Santa Ana Chiautempan. 

Incluso el petista rompió los acuerdos que había firmado en la Comisión de Asuntos Municipales del Congreso del Estado, esto luego de que se percató que las condiciones no lo favorecían y que está a punto de perder varias hectáreas de territorio. 

Luego de esta situación, el munícipe se envalentó y ha decidió iniciar un proceso de juicio político en contra del diputado José Luis Garrido Cruz porque supuestamente no ha sabido destrabar la problemática entre ambas regiones, aunque la realidad es que Garrido no accedido a los caprichos del Picapiedra y por ello es que se determinó iniciar el juicio.  

Y es que recientemente Garrido Cruz, lamentó que el alcalde de La Magdalena, no haya querido seguir con el trabajo de mediación con las autoridades vecinas de Chiautempan. 

Para el Picapiedra lo más cómodo es protagonizar enfrentamientos, donde al final los más afectados son los ciudadanos.