Luego de que se conociera el reparto del botín que es Tlaxcala para el Bloque Opositor Amplio (BOA), el diputado federal y uno de los aspirantes más fuertes a la dirigencia estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Rubén Terán Águila minimizó las acciones emprendidas por estos partidos y aseguró que es un acto desesperado.

Terán Águila afirmó que este conjunto de partidos no tienen una plataforma ideológica firme y que es endeble su posición, por lo que no representan una coalición fuerte que pueda ser rival para la alianza que encabeza MORENA.

Para el diputado morenista, esta unión es sólo la búsqueda del poder por el poder y es endeble por las diferencias ideológicas que cada partido y aspirante representa, por lo que será difícil una verdadera unidad.

Tlaxcala es el segundo estado con mayor aceptación del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), aunado a que todas las encuestas sitúan muy alto a MORENA, situación por la que Terán Águila aseveró que el triunfo sobre él BOA será contundente y arrasador.

Todos los sondeos aplicados en la entidad, refieren que MORENA y Lorena Cuéllar Cisneros son los más nombrados para ganar la gubernatura.