Ante la pérdida de privilegios como intermediarios de los apoyos que ahora se entregan directo a la gente, un contingente de una asociación de Jesús Maldonado marchó la tarde de este martes para dar un ultimatum a la delegación del Bienestar.

Jesús Maldonado acusó a la delegada federal, Lorena Cuéllar Cisneros de darle largas y que debido a esto podrían tomar otro tipo de medidas al no haber respuesta.

La marcha inició en las escalinatas con rumbo a las oficinas del Bienestar, buscando que se les respete los privilegios de los que gozaban con gobiernos anteriores.

Asimismo, acusaron a la funcionaria federal de realizar una campaña con las giras que realiza.