El magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez, lamentó que la libertad de expresión se utilice para denostar y hacer acusaciones sin sustento.  

Lo anterior luego de que en el mes de enero fue señalado de haberse apoderado de alrededor de 10 millones de pesos por concepto de devolución de impuestos por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para supuestamente pagar bonos extras a magistrados.  

“Yo consideró que si llegan a oídos de ustedes noticias de una resolución que les genera suspicacia, la forma más objetiva es acercarse a su servidor y entrevistarme y decirles efectivamente esto está en este contexto, pero también reconocer que la información judicial es reservada, no podemos dar tantas explicaciones por qué se debe respetar la identidad de las partes”.  

En rueda de prensa expresó que desde hace 12 años forma parte del Poder Judicial y siempre ha sido blanco de señalamientos y acusaciones sin sustento, ejemplificó que la activista Rosy Orozco lo señala de haber incurrido en actos de corrupción, pero a la fecha las declaraciones se han quedado en dicho.  

“No existe una sola queja que me involucre en un expediente donde algún servidor haya intervenido en mi contra, por razón de la función que desempeño como juzgador”.  

Sobre los presuntos señalamientos que se le hicieron por presunto reparto discrecional de recursos públicos, dijo que el manejo del techo financiero que es etiquetado al TSJE se tiene que reportar a la Auditoria Superior del Estado para que sea revisado y aprobado; confió que el dictamen saldrá positivo.  

“Todos los movimientos que se hacen se tienen que reportar, hay un método de comprobación y este a su vez es revisado y todas las observaciones tienen que llegar para que sean sustentadas y pues no hay nada de eso, aquellos que me señalan tienen que comprobar lo que están diciendo y anticipadamente puedo adelantarse que no hay ninguna irregularidad”, señaló.  

A pregunta expresa sobre la disposición para ser investigado “Estoy en la disposición de que la Unidad de Inteligencia Financiera me investigue, no tenemos nada que ocultar, no tenemos nada irregular, soy una persona que respeta la ley, tengo obligaciones fiscales, cumplo mis declaraciones fiscales, pago mis impuestos y lo que hemos hecho está a la vista, no tengo inconveniente de que se me investigue”, precisó.  

En la misma tesitura rechazó la posible separación del cargo, “no tengo por qué dejar el cargo, mi labor va a continuar como hasta la fecha, en tanto reitero lo que se hizo está a la vista de todos”.