Este lunes la sindica de Totolac, María Elena Conde Pérez, se presentó para que fuera reinstalada en la administración municipal, sin embargo, la ausencia del presidente Giovanni Pérez Briones trunco el objetivo. 

Lo anterior luego de que el Tribunal Electoral de Tlaxcala (TET) ordenó que la funcionaria regresara a sus funciones, esto a consecuencia de que fue cesada en septiembre por los integrantes del cabildo. 

Acompañada de su representante legal Katy Valenzuela se presentó en las oficinas alternas donde despacha el alcalde, pero el inmueble supuestamente se encontraba cerrado. 

Explicó que acudió a las oficinas de la presidencia municipal que se ubican en la comunidad de Ocotelulco, por que las que se ubican en la cabecera se encuentran tomadas desde abril por un grupo de supuestos panaderos.