El lamentable fallecimiento del encargado de la dirigencia del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y senador, Joel Molina Ramírez no estaba contemplada, sin embargo, horas antes de su muerte Mario Delgado Carrillo, ganó la encuesta para ser el  dirigente nacional de este partido y puso en la antesala de la dirigencia estatal a su compañero de bancada, Rubén Terán Águila.

El triunfo de Mario Delgado ya se avizoraba y con esto la llegada de un hombre de su entera confianza a dirigir las riendas del partido en uno de los estados que ha sido uno de los más emblemáticos para el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

El personaje ideal para este enroque, sería el diputado federal Rubén Terán, ya que mientras es cercano a Mario Delgado, también es uno de sus principales generales de Lorena Cuéllar Cisneros, aspirante a la candidatura de este partido para la gubernatura.

Y es que Lorena Cuéllar fue compañera de Mario Delgado en el Senado y ahí cosecharon una fuerte amistad, por lo que no sería complicado que haya un fuerte apoyo designando a alguien de la confianza de la ex senadora para conducir los destinos del partido y afianzar su candidatura, siendo el hombre que cumple con estas expectativas, Rubén Terán.

A días de que inicie el proceso electoral y ante el fallecimiento del encargado del partido, la dirigencia nacional deberá dar premura a colocar a quien se encargará de llevar las riendas del proceso electoral en puerta, por lo que la designación podría llegar a la brevedad.