Luego de que la contingencia por la pandemia de COVID-19, hiciera lo que la moderna gobernanza no había logrado en cuanto a la disminución de homicidios dolosos en la entidad, nuevamente en septiembre repuntan las cifras y vuelven a la normalidad que se viene registrando desde que el actual gobernador, asumió el mando después de unas dudosas elecciones.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el mes de septiembre es el que más asesinatos ha registrado en el último año y muestra que la “nueva normalidad”, ha regresado hasta para los delincuentes.

El mes de septiembre tuvo un total de 15 homicidios dolosos, acumulando en los primeros 9 meses del año 87 delitos de este tipo, lo que significa un 28 por ciento menos que en el mismo lapso del año pasado.

De no haberse presentado la pandemia los números seguramente serían mayores a los de 2019, ya que en abril, mayo y junio se alcanzaron las mejores cifras en muchos meses, lo que demuestra que durante estos días de semi encierro fue la situación la que permitió la disminución.

Los 15 asesinatos de septiembre en la “nueva normalidad” son el triple de los 5 que se acumularon en abril y mayo, por lo que se prevé que con facilidad en 2020 se rebasen nuevamente los 100 homicidios dolosos en la segunda entidad más segura del país.