El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJE) y del Consejo de la Judicatura del Estado (CJE), Fernando Bernal Salazar, aseguró que, para el Poder Judicial es imperativo salvaguardar la integridad de los grupos vulnerables y, de manera particular, de las niñas, niños y adolescentes (NNA), de ahí el interés de apostarle a una permanente capacitación de los operadores de justicia que tienen que ver con estos temas.

Así lo manifestó al inaugurar el “Curso sobre la restitución del derecho a vivir en familia de las NNA. Principios rectores y obligaciones del Poder Judicial”, que es organizado por el TSJE en coordinación con el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF), dirigido específicamente a personal de ambas instancias.

Ahí, el magistrado manifestó que este curso se suma a todas las acciones de capacitación que se han implementado, con lo cual, se reitera el interés y compromiso de este Poder para hacer vigentes los derechos de la niñez en el Estado de Tlaxcala, por lo que dijo compartir la ideología de la destacada terapeuta, Alina Wasongarz, quien considera que la restitución del derecho de vivir en familia implica la continuidad de la vida.

Por lo que una manera de restitución definitiva de los derechos humanos que contemple la alimentación, el cuidado corporal, protección, aprendizajes cognoscitivos, emocionales y socioculturales, se puede lograr solo mediante la creación de un vínculo filiado y de parentesco entre los NNA, los adoptantes y sus familias.

A su vez, la presidenta honorífica del SEDIF, Sandra Chávez Ruelas, enfatizó que esta institución tiene el firme compromiso de velar por el bienestar de las NNA, sobre todo cuando se trata de violaciones a derechos humanos, por lo que destacó la importancia de emprender un trabajo en equipo con el Poder Judicial para realizar actividades académicas para generar un diálogo con todas las autoridades que intervienen en el proceso de restitución del derecho a vivir en familia.

Dijo que todos los niños tienen derecho a un hogar, educación, alimentos, pero, sobre todo, a vivir en una familia para tener acceso a una vida adecuada, pues aun cuando instituciones como el SEDIF brindan un espacio a través de una casa hogar, por más bonita que ésta sea, no gozan del derecho a vivir en familia, que es la única forma en la que se puede dotar de esa calidez a los menores.

Después del acto de inauguración se dio inicio con el primer módulo de este curso, con la ponencia “El derecho a vivir en familia como condición necesaria para el desarrollo de la niñez”, a cargo del Dr. Óscar Rivas Lozano, quien destacó la importancia de que las niñas y niños en su primera etapa de vida, gocen de condiciones óptimas para su desarrollo y se eviten las Experiencias Adversas de la Infancia (ACE`s).

Lo anterior, al aseverar que de acuerdo a estudios especializados, las NNA que durante su infancia sufrieron ACE’s como abuso sexual, violencia física, ser cuidados por personas con alguna enfermedad, madre violenta, padre violento, entre otros, tiene severas afectaciones que pueden ir desde tener tres o hasta cuatros veces más posibilidades de desarrollar padecimientos, vivir 10 o 15 años menos, hasta provocar que la masa encefálica se disminuya hasta en un 8.5 por ciento, lo que afecta su desarrollo neurológico en la edad adulta.

Cabe destacar que además de este tema, en el resto de los módulos se analizarán temas como “El concepto triple del interés superior de la niñez y el derecho de participación: sus implicaciones en los procedimientos jurisdiccionales”, “El procedimiento administrativo de adopción como mecanismo para restituir los derechos de la infancia en la Ley de Adopciones para el Estado de Tlaxcala”, “Los procedimientos judiciales en la Ley de Adopciones para el Estado de Tlaxcala: obligaciones y pautas generales de actuación para el Poder Judicial” y “Análisis de casos prácticos”.