Triángulo Gráfico es un colectivo de tres jóvenes tlaxcaltecas Noemi López, Albadelia Solano y Mariela Xochitototl, que estudiaron la licenciatura en Artes Visuales en la Universidad Autónoma de Tlaxcala y las unió el interés por el rescate de la gráfica para darla a conocer como una matriz de la cual se pueden obtener diferentes grabados que son reproducibles.  

Las tres artistas asistieron también al taller de grabado que pertenece al gobierno del estado, el cual se conoce como Taller de Estampa Básica y Avanzada Camaxtli (TEBAC), cuyo director es Enrique Pérez Martínez, quien las entusiasmó por las múltiples posibilidades que ofrece la técnica, de ahí nació la inquietud de crear proyectos que tuvieran como base el grabado y la gráfica para poder difundir esta técnica dentro del estado.  

“Nos dimos cuenta de que a pesar de que en Tlaxcala existe el TEBAC, mucha gente no conocía esta técnica, ya que la mayoría está acostumbrado a las expresiones de técnicas tradicionales como la pintura o la fotografía”, señala en entrevista la joven artista Noemí López.  

El primer proyecto que realizaron como colectivo se llamó “Filias y Fobias”, una exposición que sumó a siete artistas gráficos con la idea de que cada uno plasmara sus miedos y obsesiones en una imagen, condicionado a utilizar la técnica del grabado. La muestra se realizó en 2018, año en el que se creó el colectivo y estuvo exhibida por un mes en el café-galería “Suave Diablo”, en donde también se fomentó la venta de obra para poderse ayudar entre ellos, ya que trabajan de manera independiente.  

Un año después realizaron otro proyecto “Libros visuales”, con el objetivo de expandirse e invitar a más artistas y que no solamente se dedicaran al grabado, sino que pudieran experimentar y utilizar la técnica que mejor desarrollaban. 

La propuesta dio como resultado la participaron 19 artistas, desde principiantes, hasta otros de mayor trayectoria y reconocidos a nivel nacional, como Enrique Pérez Martínez, director del TEBAC y Ernesto Alba, quien dirige un taller que se conoce como La Trampa Gráfica. La mayoría de ellos de Tlaxcala, algunos de Puebla y uno de la Ciudad de México. 

“Está muestra, de temática libre, abordó diferentes aspectos que los artistas buscaron reflejar a través de pequeños libros, la mayoría de un formato de 15 centímetros de alto por un metro de largo, elaborados a mano e ilustrados con diferentes técnicas como grabado, collage, dibujo, pintura e impresión digital”, señala la creadora. 

La exposición estuvo apoyada por el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, se dividió en dos etapas, cada una expuesta por un mes. Una de ellas se realizó en el centro cultural de Santa Ana y la otra en el de Papalotla, ambos municipios de Tlaxcala.  

Hasta el momento estos son los dos proyectos que han realizado como parte de este colectivo, además de organizar algunas itinerancias por el centro de Tlaxcala en donde sacaron un tórculo o prensa calcográfica para explicarle a la gente el proceso de impresión. 

Bajo este concepto de difusión, Noemí López señaló que también han realizado talleres de verano en donde enseñan a los niños los fundamentos básicos del grabado y la gráfica con distintas técnicas que no son tan tradicionales, sino que ocupen materiales más reciclables y que no sean tan complicados de conseguir para que ellos puedan generar sus prácticas artísticas. 

Más adelante piensan elaborar proyectos que involucren a la comunidad y que puedan aprender a sacar una pieza o producir sus propias placas. Asimismo, Triángulo Gráfico está pensando en expandirse más con talleres dirigidos a los niños.