La pandemia por COVID-19 que mantuvo a gran parte de la población tlaxcalteca en confinamiento, principalmente en los meses de abril, mayo y junio, golpeó de manera importante los puestos de trabajo, logrando una caída de casi 2 mil 500 plazas por esta situación que ha pegado en todas las economías del mundo.

Datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), muestran que en el caso de Tlaxcala van perdidas 2 mil 466 plazas laborales formales hasta el tercer trimestre de 2020, lo que significa que no se han logrado recuperar los empleos que se tenían a principios de año.

La caída más fuerte fue en el segundo trimestre, ya que en ese momento habían 2 mil 999 empleos perdidos, un trimestre después hay 533 lugares más con acceso a prestaciones y seguridad social.

Los empleos formales en Tlaxcala, apenas son el 30 por ciento del total, por lo que considerando ese porcentaje, la pérdida de empleos en el sector informal podría rondar más de 5 mil 500.

Esto considerando que la pandemia pegó proporcionalmente, no obstante, por las características propias de los empleos informales en cuanto al confinamiento, podría haber golpeado más fuertemente al grueso de la población.