*

Martes, 20 de Octubre de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete



Mundo

Una fábrica biofarmacéutica en China causa brote de bacterias e infecta a miles

Mundo   /   
RMVA  |
 Viernes, Septiembre 18, 2020

Lo más destacado de los espectáculos en México y en el Mundo

Varios miles de personas en el noroeste de China dieron positivo por una enfermedad bacteriana en un brote causado por una fuga en una compañía biofarmacéutica el año pasado, según dijeron las autoridades el martes.

La Comisión de Salud de Lanzhou, capital de la provincia de Gansu, confirmó que 3.245 personas habían contraído la enfermedad.

A menudo, la brucelosis es causada por el contacto con ganado portador de la bacteria brucella.

Otras 1.401 personas dieron positivo en la prueba preliminar, aunque no se han reportado muertes, dijo la Comisión de Salud de la ciudad.

En total, las autoridades han examinado a 21.847 personas de los 2,9 millones de habitantes de la ciudad.

La enfermedad, también conocida como fiebre de Malta o fiebre mediterránea, puede causar síntomas que incluyen dolores de cabeza, dolores musculares, fiebre y fatiga.

Si bien estos pueden desaparecer, algunos síntomas pueden volverse crónicos o nunca desaparecer.

Entre estos, está la artritis o hinchazón en ciertos órganos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés).

La transmisión de persona a persona es extremadamente rara, según los CDC. En cambio, la mayoría de las personas se infectan al comer alimentos contaminados o respirar la bacteria, que parece ser el caso en Lanzhou.

El brote bacteriano

Este brote se debió a una fuga en la fábrica de productos farmacéuticos biológicos de Zhongmu Lanzhou. Esta ocurrió entre finales de julio y finales de agosto del año pasado, según la Comisión de Salud de la ciudad.

Mientras producía vacunas de brucella para uso animal, la fábrica utilizó desinfectantes vencidos. Esto significa que no todas las bacterias fueron erradicadas en el gas residual.

Este gas residual contaminado formó aerosoles que contenían la bacteria y se filtró al aire. Este se transportó por el viento hasta el Instituto de Investigación Veterinaria de Lanzhou, donde se produjo el primer brote.

La gente en el instituto comenzó a reportar infecciones en noviembre y se aceleró rápidamente. A fines de diciembre, al menos 181 personas en el instituto habían sido infectadas con brucelosis, según la agencia de noticias estatal china Xinhua.

Otros pacientes infectados incluyeron estudiantes y profesores de la Universidad de Lanzhou. El brote incluso se extendió a la provincia de Heilongjiang, en el extremo noreste del país. Allí, 13 casos positivos trabajaban en el instituto veterinario en agosto, informó Xinhua en ese momento.

Disculpa pública de la fábrica

En los meses posteriores al brote, los funcionarios provinciales y municipales iniciaron una investigación sobre la fuga en la fábrica, según la Comisión de Salud de Lanzhou. Para enero, las autoridades habían revocado las licencias de producción de vacunas para la planta. Y retiraron los números de aprobación del producto para sus dos vacunas contra la brucelosis.

También se cancelaron en la fábrica un total de siete números de aprobación de productos farmacéuticos veterinarios.

En febrero, la fábrica emitió una disculpa pública. Dijo que había «castigado severamente» a ocho personas determinadas como responsables del incidente. Agregó que cooperará con las autoridades locales en los esfuerzos de respuesta y limpieza y contribuirá a un programa de compensación para los afectados.

La Comisión de Salud de Lanzhou también anunció en su informe del martes que 11 hospitales públicos proporcionarían chequeos regulares y gratuitos a los pacientes infectados. El informe no ofreció detalles adicionales sobre la compensación para los pacientes, excepto que se lanzaría en lotes a partir de octubre.

La brucelosis en el mundo

La brucelosis había sido mucho más común en China en la década de 1980. Aunque, desde entonces, ha disminuido con la aparición de vacunas y una mejor prevención y control de enfermedades.

Aún así, ha habido algunos brotes de brucelosis en todo el mundo en las últimas décadas. Un brote en Bosnia infectó a unas 1.000 personas en 2008, lo que provocó el sacrificio de ovejas y otros animales infectados.

En EE.UU., la brucelosis le ha costado al gobierno federal y a la industria ganadera miles de millones de dólares. Alrededor del 60% de las hembras de bisontes en el Parque Nacional de Yellowstone son portadoras de la bacteria, según las autoridades del parque.

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo