Desde a finales de marzo el Pleno del Congreso del Estado de Tlaxcala, sesionó para que se acordará suspender actividades presenciales, por lo menos hasta que fuera levantada la emergencia sanitaria.   

Sin embargo, al cambiar el semáforo epidemiológico de rojo a naranja, se informó que el regreso a las actividades presenciales en el Palacio Legislativo se retomarán, pero de manera escalonada.   

Será el 15 del siguiente mes, cuando el personal administrativo comenzará a presentarse a laborar, esto luego de que por cuatro meses la sede se mantuvo prácticamente vacía, solo con personal de vigilancia.   

Los primeros en asistir serían los de la Junta de Coordinación y Concertación Política del Congreso del estado. Esto sería posible si el semáforo se mantiene en naranja, pero si regresa a rojo, se suspende la posibilidad.  

En caso de que llegaran a retomarse las actividades, no habrá ingreso a comisiones o personal externo para hacer tramite con algún diputado, esto con la finalidad de que se eviten aglomeraciones.  

Cabe precisar que a pesar de que se retomen algunas actividades presenciales, se harían bajo estrictos protocolos de prevención para evitar contagios del nuevo coronavirus. 

Cabe recordar que en junio las pruebas médicas aplicadas por la Secretaría de Salud de Tlaxcala (Sesa), a cuatro diputados locales y personal del Poder Legislativo arrojaron que una colaboradora dio positivo a Covid-19.