*

Martes, 26 de Mayo de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete




Mundo

Así es como los niños con covid-19 son atacados por el raro síndrome inflamatorio

Mundo   /   
RMVA  |
 Jueves, Mayo 21, 2020

Lo más destacado de los espectáculos en México y en el Mundo

Jack McMorrow ingresó al hospital con varios síntomas de COVID-19, sin embargo, esta no fue la mayor preocupación de los médicos al detectar que padecía el raro síndrome inflamatorio que ataca a niños infectados con coronavirus

Jack McMorrow, un adolescente estadounidense, es una de las víctimas del extraño síndrome inflamatorio que ataca a menores de edad que padecen o padecieron COVID-19, el cual fue detectado principalmente en Nueva York y algunas ciudades de Europa.

La enfermedad de Jack se fue presentando de poco en poco, primero un sarpullido rojo comenzó a invadir sus manos, sin embargo, sus padres lo atribuyeron al uso excesivo de gel desinfectante.

Poco después sus progenitores notaron que el niño de 14 años de edad tenía los ojos vidriosos, pero una vez más encontraron una explicación lógica: Jack pasaba demasiado tiempo desvelándose.

Los padres del estudiante, quien cursa el noveno grado, siguieron sin alarmarse pese a que a los síntomas anteriores se sumó uno más; un terrible dolor de estómago que ni siquiera le permitía ingerir alimento alguno.

Durante 10 días, sus síntomas no hicieron sino empeorar, por ellos sus padres consultaron a sus pediatras en línea y lo llevaron a una clínica de urgencias. Después de eso una mañana despertó sin poder moverse.

Además de todos los síntomas descritos tenía un nódulo linfático tan inflamado que alcanzó el tamaño de una pelota de tenis, fiebre muy alta, taquicardia y presión arterial muy baja.

Jack describió el dolor que sintió, durante una entrevista con el New York Times, como “una ráfaga punzante”.

“Podía sentir cómo recorría mis venas y era como si alguien me hubiera inyectado fuego”, menciona.

El adolescente, quien antes del contagio poseía una salud excelente, tuvo que ser hospitalizado después que los doctores lo diagnosticaran con el raro síndrome inflamatorio que ataca a niños infectados con coronavirus.

Cuando tuvo que ser ingresado a un hospital, Jack rogó por volver a casa, sin embargo, las palabras de la médica que lo atendió fueron claras “si te vas ahora, mañana estarás muerto”.

Cerca de 200 niños en Estados Unidos y Europa han padecido o padecen este mal, que mostró que los menores no se encuentran a salvo de la pandemia como se creía, e incluso ha llegado a cobrar algunas vidas.

El padecimiento fue nombrado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) como “enfermedad inflamatoria multisistémica infantil”.

Este padecimiento, similar a la enfermedad de Kawasaki, inflama el cuerpo y puede paralizar el corazón y afecta mayormente a bebés y niños pequeños en edad escolar.

Los niños que previamente se infectaron con COVID-19 y que incluso ya lo superaron no se encuentran a salvo pues este extraño síndrome se presenta semanas después del contagio, en niños que no experimentaron síntomas en la primera fase de la infección por coronavirus.

Tras su recuperación, Jack representa para los médicos un valioso caso de estudio, al igual que otros niños sobrevivientes, para entender este padecimiento y salvar vidas.

Hasta el momento se contabilizan 3 muertes por CDC en Nueva York, en tanto se investigan más de 137 casos ocurridos en esta ciudad.

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo