*

Martes, 11 de Agosto de 2020     |     Tlaxcala.
Suscríbete



Espectáculos

Montserrat Oliver confiesa como inició su noviazgo con Yolanda Andrade

Espectáculos   /   
RMVA  |
 Jueves, Febrero 6, 2020

Lo más destacado de los espectáculos en México y en el Mundo

Hace más de 20 años que Yolanda Andrade y Montserrat Oliver iniciaron un intenso noviazgo que duró por más de una década.

Pese a que las famosas terminaron su relación amorosa, aún mantienen una gran amistad, tanto que Andrade será quien se encargue de coordinar a los invitados en la próxima boda de Oliver y su novia Yaya.

¿Cómo inició su noviazgo?

Las conductoras confesaron en su programa de televisión ‘Montse y Joe’ cómo se dio su romance.

Montserrat comenzó contando que en aquél momento ella no vivía en México, pero “me mandan traer porque yo era imagen de una marca de alcohol, entonces iban a hacer el programa de año nuevo”.

Como parte de la grabación en donde Oliver participaría, se encontraba todo el elenco de Televisa “cantando en coros (…) y me dijeron ‘tu checa cómo están cantando y bailando porque tú vas en medio con tu vestido negro’”.

Entonces, cuando la productora le daba algunas indicaciones a Oliver, notó que alguien la estaba mirando; era Yolanda, quien confesó lo que sintió cuando vio a la rubia por primera vez:

“Yo la vi y dije, dios mío si existes, manifiéstate, o sea si a mi esa mujer me hace caso, o sea cuelgo los hábitos y colgué los hábitos, me porté bien, se acabó, ya le dije a todo el elenco que tenía en ese momento, todas por favor ya no me vean, no me saluden, no nada”. 

Y luego la persiguió…

Andrade confiesa que persiguió a Montserrat hasta donde la llevaron a comer. Cuando la vio llegar, a Oliver se le secó la garganta:

“Se me secó la garganta, porque me hablaba, me decía y yo dije, esta me está tirando el ped*, ¿será? Me quedé muda, no podía ni hablar”.

Entonces, Montserrat le confesó a Yolanda que ella sentía que no acababa de comer si no le daban postre, pero nunca imaginó lo que haría Andrade:

“Me fui a mi camerino y de repente llegando y me tocan que me mandaban algo y abro y eran dos helados y una notita que decía, ‘felicidades por tenerme”, con su teléfono por supuesto”. 

Cuando Montserrat llamó a Yolanda, desde la casa de su abuela para agradecerle los helados que le envió, Andrade la invitó a cenar…

¡Y el resto es historia!

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo