*

Sábado, 7 de Diciembre de 2019     |     Tlaxcala.
Suscríbete



Política

Chatarra política va por el PEST y presumen pacto nacional

Política   /   
Pedro Sierra  |
 Lunes, Diciembre 2, 2019

Entre la casi extinta CODUC y personajes de otras fuerzas políticas pretenden hacerse del partido de los cristianos

Ante la sucesión adelantada que se vive en la entidad y a menos de un año de que inicie el proceso electoral local y federal, personajes venidos a menos en el ámbito buscan su sobrevivencia política y ahora se encuentran detrás del Partido Encuentro Social Tlaxcala (PEST), por lo que ya se han movilizado para quitarle la dirigencia al ambicioso dirigente estatal y también diputado local, José Luis Garrido Cruz.

En su intención de quedarse con el PEST, el día de ayer el dirigente de la casi extinta CODUC, Alejandro Martínez Hernández trajo al dirigente nacional para dar a conocer que ya tienen arreglos con el exlíder nacional de lo que fue el Partido Encuentro Social (PES) para presumir una alianza mediante la cual, el PEST a pesar de ser un partido de registro local ajeno a un PES que ya no existe, será de su propiedad.

Es decir, Alejandro Martínez se quedaría con el PEST por una negociación con el exdirigente del PES (partido desaparecido), a pesar de que ya no existe una conexión local como consecuencia de que en el ámbito nacional no se logró el registro del partido pero en lo local sí se conservó.

Aún cuando en la realidad no existe ya ninguna conexión legal entre PEST y PES, Alejandro Martínez ya dio a conocer que será dueño del partido e incluso ya se habría repartido las candidaturas con el exdiputado local, Serafín Ortiz Ortiz quién estaría constantemente en reuniones con el perredista de la CODUC.

Ya en su momento, Alejandro Martínez fue dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y más que por su trabajo político, se destacó cuando se dio a conocer que con el dinero del partido (erario público), compró linaza canadiense para bajar de peso e incluso ropa interior femenina.

De igual manera, el perredista fue desalojado de su vivienda en el año 2015 por pobladores de Cuapiaxtla, quiénes le exigieron que diera la cara por las 223 personas que fueron timadas por el líder de la CODUC luego de que se les pudiera dinero para un pie de casa.

   


Visitas:


Encuesta




Nación & Mundo