Don Mena colgó los tenis

No hay ofrendas al oriente
con ojaldras y catrinas,
se le estima, en consecuente
que no se halle en su oficina
regañando al gabinete
y a la grilla saltarina...

Sirvan la copa de sake
tiemplen los arcos y flechas
que Don Marcos parte cartas
unas bien, otras maltrechas
¿puede ser que esté tapado
con fantasmal camisón
ese o esa que ya pronto,
¡¡ se batirá en la elección !!